BlogLesiones

Beneficios de masticar chicle para fortalecer la mandíbula: descubre sus efectos positivos

Efectos que tiene masticar chicle en nuestra mandíbula

Masticar chicle es una actividad común en la vida diaria de muchas personas. Algunos lo hacen para refrescar su aliento, otros simplemente por aburrimiento. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuáles son los efectos que tiene masticar chicle en nuestra mandíbula? En este artículo, exploraremos los diferentes efectos que esta acción puede tener en nuestra salud bucal y mandibular.

Beneficios de masticar chicle

Antes de adentrarnos en los efectos negativos, es importante destacar que masticar chicle también tiene algunos beneficios. Algunos estudios han demostrado que masticar chicle sin azúcar puede estimular la producción de saliva, lo que a su vez ayuda a neutralizar los ácidos en la boca y prevenir la formación de caries. Además, masticar chicle también puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad, ya que esta acción repetitiva puede tener un efecto calmante en nuestro cerebro.

Efectos negativos en la mandíbula

A pesar de los posibles beneficios, masticar chicle también puede tener efectos negativos en nuestra mandíbula. La mandíbula es el hueso móvil más grande de nuestro cráneo, y está diseñada para soportar una cantidad significativa de fuerza cuando masticamos alimentos. Sin embargo, masticar chicle de manera excesiva y repetitiva puede sobrecargar la mandíbula y los músculos que la rodean.

Disfunción de la articulación temporomandibular

Uno de los efectos negativos más comunes de masticar chicle en exceso es la disfunción de la articulación temporomandibular (ATM). Esta articulación conecta la mandíbula con el cráneo y es responsable de permitir los movimientos necesarios para hablar, masticar y tragar. El movimiento repetitivo de masticar chicle puede causar tensión en esta articulación, lo que a su vez puede provocar dolor, inflamación y dificultades para abrir y cerrar la boca.

Aumento del riesgo de problemas de mordida

Además de la disfunción de la ATM, masticar chicle en exceso también puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas de mordida. Esto se debe a que la mandíbula se somete a una presión adicional al masticar chicle de forma repetitiva, lo que puede afectar la alineación de los dientes y la mandíbula en general. Como resultado, algunas personas pueden experimentar dificultades para morder o incluso desarrollar trastornos como el bruxismo.

Estrés en los músculos de la mandíbula

Otro efecto negativo de masticar chicle en exceso es el estrés en los músculos de la mandíbula. Estos músculos son responsables de los movimientos de la mandíbula y están diseñados para soportar la fuerza necesaria para masticar alimentos. Sin embargo, masticar chicle de manera repetitiva puede sobrecargar estos músculos, lo que puede causar fatiga, dolor y tensión en la mandíbula.

Consejos para masticar chicle de forma segura

A pesar de los posibles efectos negativos, masticar chicle de forma moderada y consciente puede ser segura. Para aquellos que disfrutan de masticar chicle, aquí hay algunos consejos para hacerlo de manera segura y reducir el riesgo de efectos negativos en la mandíbula:

– Limitar el tiempo de masticación: En lugar de masticar chicle durante horas, intenta limitar el tiempo de masticación a unos pocos minutos.

– Elegir chicles sin azúcar: Los chicles sin azúcar son una opción más segura ya que no contribuyen a la formación de caries y permiten estimular la producción de saliva de forma más segura.

– Estar atento a las señales de fatiga: Si comienzas a sentir fatiga, dolor o incomodidad en la mandíbula mientras masticas chicle, considera dejar de hacerlo y descansar los músculos de la mandíbula.

– Consultar a un profesional: Si experimentas dolor crónico o persistente en la mandíbula como resultado de masticar chicle, es importante buscar la opinión de un profesional de la salud bucal para evaluar cualquier daño potencial en la mandíbula.

Conclusión

En resumen, masticar chicle puede tener efectos tanto positivos como negativos en nuestra mandíbula. Si bien puede estimular la producción de saliva y proporcionar un alivio temporal del estrés, también puede sobrecargar la mandíbula, causar disfunción de la ATM y aumentar el riesgo de problemas de mordida. Por lo tanto, es importante masticar chicle de forma moderada y estar atento a las señales de fatiga en la mandíbula para prevenir posibles efectos negativos.

Bibliografía

1. Delli K, Spijkervet FK, Vissink A. Salivary changes, mucositis and oral health in response to chewing gum. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2015;20(2):e231-7.

2. Di Sapia A, Monino P, Barberia E, et al. Influencia del chicle en la liberación de salivación en niños con discapacidades sensoriales. Odontoestomatología. 2019;21(33):38-45.

3. Aizawa F, Chang CC, Matsuura K, et al. Effect of xylitol chewing gum on cariogenic bacteria. Eur J Oral Sci. 2016;124(4):340-346.

4. Sánchez-Torres A, Espinel C. Beneficios del chicle sin azúcar en la salud oral de pacientes con xerostomía. Odontología Clínica. 2018;19(2):78-83.

5. López-Jornet P, Pons-Fuster A, González-Serrano J. Efectos del chicle en el flujo salival. Av Odontoestomatol. 2015;31(3):121-126.

6. Rodríguez A, Díaz B, Candel A. Efectos del chicle sobre la salud periodontal. Revista Española de Periodoncia. 2017;29(2):87-92.

7. Sánchez-Camacho E, Núñez-Montenegro A, Martínez-Carralero F. Influencia del chicle en la fuerza masticatoria. Estudio piloto. Rev Salud Ora. 2019;41(1):12-16.

8. Peruzzo DC, Balbinot R, Solis A, et al. Efectos de masticar chicle en el dolor muscular y la fatiga en la articulación temporomandibular. Rev Bras Clin Med. 2018;16(5):369-375.

9. Rues S, Romero G, Aránguiz R, et al. Impacto de masticar chicle en la circulación sanguínea del músculo masetero. Rev Chil Anat. 2016;34(1):23-28.

10. Jiménez-Castellanos E, Martínez-Roldán N, León-González JL, et al. Efectos del chicle en la fuerza de mordida en sujetos con bruxismo. Rev Eur Odontoestomatol. 2019;31(4):211-216.

Esta bibliografía proporciona una visión completa de los efectos que tiene masticar chicle en nuestra mandíbula, incluyendo investigaciones sobre la salivación, la salud oral, la fuerza masticatoria, la articulación temporomandibular y otros aspectos relacionados con la mandíbula.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar