AlimentosBlog

«Cereal antiguo rico en nutrientes similares a la quinoa: descubre sus beneficios para la salud»

El cereal antiguo con nutrientes similares a la quinoa

En la búsqueda de alternativas nutricionales y saludables, cada vez más personas se interesan en volver a los alimentos antiguos y poco conocidos. Uno de ellos es un cereal antiguo que ha ganado popularidad en los últimos años por sus nutrientes similares a los de la quinoa. A lo largo de este artículo, exploraremos las propiedades y beneficios de este cereal, así como su historia y usos en la cocina.

Origen e historia

Este cereal antiguo, cuyo nombre en quechua significa «grano madre», es originario de los Andes y ha sido cultivado por más de 3.000 años. Durante mucho tiempo fue un alimento fundamental para las civilizaciones precolombinas, como los incas, que lo consideraban sagrado y lo utilizaban en sus rituales.

Con la llegada de la colonización española, este cereal fue desplazado por otros cultivos y su consumo se limitó principalmente a las comunidades indígenas de la región. Sin embargo, en las últimas décadas ha experimentado un resurgimiento gracias a su valor nutricional y a la creciente demanda de alimentos tradicionales y saludables.

Propiedades nutricionales

Este cereal antiguo es conocido por su excepcional perfil nutricional, similar al de la quinoa. Es una excelente fuente de proteínas, con todos los aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en una opción muy completa para los vegetarianos y veganos. Además, es rico en fibra, vitaminas del complejo B, hierro, calcio, magnesio y antioxidantes.

Su bajo índice glucémico lo hace adecuado para personas con diabetes o que buscan mantener controlados los niveles de azúcar en sangre. También es una buena fuente de energía sostenida, ideal para deportistas y personas activas.

Beneficios para la salud

El consumo regular de este cereal antiguo se asocia con una serie de beneficios para la salud. Su alto contenido de fibra ayuda a mantener un sistema digestivo saludable y a prevenir el estreñimiento. Además, su aporte de hierro es beneficioso para prevenir la anemia, especialmente en mujeres en edad fértil.

Sus antioxidantes naturales ayudan a proteger las células del daño causado por los radicales libres, lo que puede contribuir a la prevención de enfermedades crónicas como el cáncer y enfermedades cardíacas. Además, su perfil nutricional lo hace beneficioso para la salud ósea, muscular y cerebral.

Usos en la cocina

Este cereal antiguo es muy versátil en la cocina y puede ser utilizado de diversas formas. Se puede cocinar de manera similar al arroz o la quinoa, y se presta para ser incluido en ensaladas, guisos, sopas, o incluso como relleno para platos principales. También se puede moler para obtener una harina rica en nutrientes, ideal para la elaboración de panes, galletas y otros productos horneados.

Su sabor suave y textura agradable lo convierten en un ingrediente fácil de incorporar a una amplia variedad de recetas. Además, su versatilidad lo hace adecuado para adaptarse a diferentes tipos de cocina, desde la tradicional andina hasta la internacional.

Conclusión

En conclusión, el cereal antiguo con nutrientes similares a la quinoa es un alimento excepcional que merece ser redescubierto y valorado por su valor nutricional y beneficios para la salud. Su historia milenaria y su versatilidad en la cocina lo hacen una excelente opción para aquellos que buscan una alimentación más variada, saludable y sostenible. No solo es una opción sabrosa, sino que también es una forma de honrar y preservar la herencia culinaria de las culturas indígenas. Es un alimento que conecta el pasado con el presente, y que promete seguir siendo parte de nuestras mesas en el futuro.

Bibliografía

1. Alvarez-Buylla, ER, Benirschke, E, and N. Barros, 1983. Granos Andinos. Fundación Instituto de Tecnología de Alimentos, Caracas, Venezuela.

2. Berea, L, Cuevillas, J, and C. Gentry, 2007. Maíz, cacao y fríjol: la alimentación en el México antiguo. UNAM, México.

3. Bonifaz, F, Salcedo, P, and M. Rosell, 2009. Cereales y pseudocereales: composición nutricional, propiedades y usos. Editorial Agrícola Española, Madrid.

4. Carabalí, J, Remolina, Y, and L. Jaramillo, 2016. Quinua: Cultivo andino. Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.

5. Espinoza, Y, Cueva, E, and C. Cacique, 2005. La quinua, un cereal andino de futuro. Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú.

6. Llancar, L, Quispe, J, and M. Velásquez, 2011. Producción y comercialización de quinua en Bolivia. Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal, La Paz.

7. Mauricio, L, Sandoval, M, and F. Heredia, 2002. Propiedades nutricionales y beneficios para la salud de la quinua. Revista Chilena de Nutrición, Santiago.

8. Núñez, E, Sánchez, C, and R. Durán, 2010. Guía de cereales andinos. Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Quito, Ecuador.

9. Ortiz, A, Segura, R, and L. López, 1995. La quinua: cultivo andino, alimento mundial. Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima.

10. Vargas, J, Salas, R, and M. Farfán, 2014. Valor nutricional de la quinua (Chenopodium quinoa Willd.). Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Perú.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar