BlogEntrenamiento

Cómo ganar más músculo en los hombros: la guía definitiva

Así es como se realiza correctamente para ganar más músculo en la zona de los hombros

Los hombros son una de las áreas del cuerpo que más preocupación generan en el mundo del fitness. Tener hombros bien desarrollados no solo contribuye a una apariencia más estética, sino que también puede mejorar el rendimiento deportivo y prevenir lesiones.

Para lograr un desarrollo óptimo de los músculos de los hombros, es importante seguir una rutina de entrenamiento adecuada, prestar atención a la técnica de ejecución de los ejercicios y tener en cuenta la nutrición y el descanso. En este artículo, te mostraré cómo realizar correctamente los ejercicios para ganar más músculo en la zona de los hombros y alcanzar tus objetivos de fitness.

Conoce la anatomía de los hombros

Antes de sumergirnos en los ejercicios específicos, es importante comprender la anatomía de los hombros. Los hombros están formados por tres músculos principales: el deltoides anterior, el deltoides lateral y el deltoides posterior. Estos músculos son responsables de los movimientos de rotación, elevación y extensión de los brazos.

El deltoides anterior se enfoca en la elevación del brazo hacia adelante, el deltoides lateral se encarga de la elevación lateral del brazo y el deltoides posterior se concentra en la extensión del brazo hacia atrás. Para tener un desarrollo equilibrado de los hombros, es importante trabajar cada una de estas áreas de manera específica.

Entrena con ejercicios compuestos

Los ejercicios compuestos son fundamentales para ganar más músculo en la zona de los hombros. Estos ejercicios implican el movimiento de varias articulaciones y músculos al mismo tiempo, lo que permite trabajar de manera más eficiente y efectiva.

Algunos ejercicios compuestos que son especialmente efectivos para desarrollar los hombros incluyen:
– Press de hombros: Este ejercicio se realiza en posición de pie o sentado, levantando una barra o mancuernas desde la altura de los hombros hasta por encima de la cabeza.
– Dominadas con agarre ancho: Las dominadas son un ejercicio excelente para desarrollar la musculatura de la espalda, incluyendo los hombros. Al realizarlas con un agarre amplio, se pone más énfasis en los deltoides.
– Press militar: Similar al press de hombros, pero se realiza con la barra detrás de la cabeza en lugar de delante. Este ejercicio también trabaja la musculatura de los hombros de manera efectiva.

Varía la carga y el volumen de entrenamiento

Para lograr un crecimiento muscular óptimo en los hombros, es importante variar la carga y el volumen de entrenamiento. Esto significa alternar entre sesiones de entrenamiento pesado con pocas repeticiones y sesiones de entrenamiento ligero con más repeticiones.

El entrenamiento pesado con cargas elevadas es clave para estimular el crecimiento muscular, ya que activa las fibras musculares de manera más efectiva. Por otro lado, el entrenamiento ligero con más repeticiones contribuye a mejorar la resistencia muscular y promueve el flujo sanguíneo en los músculos.

Para un desarrollo óptimo de los hombros, se recomienda realizar entre 3 y 5 series de cada ejercicio, variando el rango de repeticiones entre 6 y 12. Además, es importante incluir ejercicios que trabajen diferentes ángulos y movimientos para estimular de manera integral los músculos de los hombros.

Presta atención a la técnica de ejecución

La técnica de ejecución es fundamental a la hora de realizar ejercicios para ganar más músculo en la zona de los hombros. Una mala técnica no solo puede restar efectividad al ejercicio, sino que también aumenta el riesgo de lesiones.

Algunos consejos clave para una buena técnica en los ejercicios de hombros incluyen:
– Mantener la espalda recta y los hombros hacia atrás durante todos los ejercicios.
– Evitar realizar movimientos bruscos al levantar las cargas.
– No encoger los hombros al realizar ejercicios de elevación de peso.
– Utilizar un rango completo de movimiento en cada ejercicio, evitando movimientos parciales que pueden limitar el crecimiento muscular.

Combina con ejercicios de aislamiento

Además de los ejercicios compuestos, los ejercicios de aislamiento son importantes para trabajar de manera específica los diferentes músculos de los hombros. Estos ejercicios se centran en aislar un solo músculo, lo que permite un trabajo más focalizado y preciso.

Algunos ejercicios de aislamiento para los hombros incluyen:
– Elevaciones laterales con mancuernas: En este ejercicio, se levantan las mancuernas hacia los lados, enfocándose en el deltoides lateral.
– Elevaciones frontales con mancuernas: Similar a las elevaciones laterales, pero en este caso se levantan las mancuernas hacia adelante, trabajando el deltoides anterior.
– Elevaciones posteriores con polea: Este ejercicio se realiza con una polea baja, levantando el peso hacia atrás para trabajar el deltoides posterior.

Incluir ejercicios de aislamiento en tu rutina de entrenamiento te permitirá trabajar de manera más específica cada una de las áreas de los hombros, contribuyendo a un desarrollo más equilibrado y completo.

Descansa y recupérate adecuadamente

El descanso y la recuperación son tan importantes como el entrenamiento en sí mismo cuando se trata de ganar músculo en la zona de los hombros. Durante el entrenamiento, se producen microlesiones en las fibras musculares, las cuales necesitan tiempo para repararse y crecer.

Para optimizar la recuperación muscular, es importante asegurar un adecuado descanso entre las sesiones de entrenamiento de hombros. Se recomienda dejar al menos 48 horas de descanso antes de volver a trabajar los hombros, permitiendo que los músculos se reparen y crezcan de manera óptima.

Además del descanso entre sesiones, también es importante asegurar un sueño de calidad y una nutrición adecuada para favorecer la recuperación muscular. Una alimentación rica en proteínas, carbohidratos y grasas saludables es fundamental para proporcionar los nutrientes necesarios para el crecimiento muscular.

Conclusiones

Ganar más músculo en la zona de los hombros requiere una combinación de entrenamiento efectivo, atención a la técnica de ejecución, variación en la carga y el volumen de entrenamiento, y un adecuado descanso y recuperación. Siguiendo estos consejos y aplicando las técnicas adecuadas, podrás lograr un desarrollo óptimo de los músculos de los hombros y mejorar tu aspecto físico y rendimiento deportivo. Recuerda siempre consultar con un profesional del fitness antes de iniciar una nueva rutina de entrenamiento para evitar lesiones y garantizar resultados óptimos.

Bibliografía

1. Ahtiainen, J. P., Häkkinen, K., & Kauhanen, A. (2005). Acute hormonal and neuromuscular responses and recovery to forced vs. maximum repetitions multiple resistance exercises. International journal of sports medicine, 26(09), 713-721.

2. American College of Sports Medicine (2009). American College of Sports Medicine position stand. Progression models in resistance training for healthy adults. Medicine and Science in Sports and Exercise, 41(3), 687-708.

3. Escamilla, R. F., Yamashiro, K., Paulos, L., & Andrews, J. R. (2009). Shoulder muscle activity and function in common shoulder rehabilitation exercises. Sports medicine, 39(8), 663-685.

4. Gentil, P., Soares, S. R., & Bottaro, M. (2015). Single vs. multi-joint resistance exercises: effects on muscle strength and hypertrophy. Asian Journal of Sports Medicine, 6(2).

5. Schoenfeld, B. J., Ogborn, D., & Krieger, J. W. (2017). Effects of resistance training frequency on measures of muscle hypertrophy: a systematic review and meta-analysis. Sports Medicine, 47(5), 1201-1211.

6. Schoenfeld, B. J. (2010). The mechanisms of muscle hypertrophy and their application to resistance training. The Journal of Strength & Conditioning Research, 24(10), 2857-2872.

7. Steele, J., Androulakis-Korakakis, P., Perrin, C., Fisher, J. P., & Gentil, P. (2017). Resistance training to momentary muscular failure improves cardiovascular fitness in humans: A review of acute physiological responses and chronic physiological adaptations. Journal of Exercise Physiology Online, 20(2), 54-164.

8. Vingren, J. L., Kraemer, W. J., Ratamess, N. A., Anderson, J. M., Volek, J. S., & Maresh, C. M. (2009). Testosterone physiology in resistance exercise and training. Sports Medicine, 40(12), 1037-1053.

9. West, D. W., & Phillips, S. M. (2010). Anabolic processes in human skeletal muscle: restoring the identities of growth hormone and testosterone. Physiological reports, 98(3), 531-532.

10. Zatsiorsky, V. M., & Kraemer, W. J. (2016). Ciencia y práctica del entrenamiento de fuerza. Paidotribo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar