BlogRunning

«Descubre cómo tu cuerpo cambia al correr: efectos en las primeras semanas y meses»

Los efectos de empezar a correr en tu cuerpo

Correr es una de las formas más efectivas y accesibles de ejercicio. No se requiere de un equipo costoso, ni de pertenecer a un gimnasio. Simplemente necesitas un par de zapatos adecuados y estar dispuesto a salir a la calle. Los beneficios de correr regularmente son numerosos y van desde la pérdida de peso, mejorar la salud cardiovascular, aumentar la resistencia y fortalecer el sistema inmunológico. Sin embargo, cuando recién empiezas a correr, tu cuerpo experimentará una serie de cambios que pueden sorprenderte. Estos son los efectos que notarás en tu cuerpo, las primeras semanas y meses, cuando empiezas a correr.

Mejora la salud cardiovascular

Uno de los efectos más notables al empezar a correr es la mejora en la salud cardiovascular. Correr es una forma vigorosa de ejercicio aeróbico que ayuda a fortalecer el corazón y los pulmones. A medida que corres, tu cuerpo se adapta a la demanda de oxígeno al aumentar la capacidad pulmonar y el bombeo sanguíneo. Con el tiempo, notarás que tu frecuencia cardíaca en reposo disminuye y que puedes realizar actividades diarias sin sentirte agotado.

Fortalecimiento muscular

Otro efecto que notarás al empezar a correr es el fortalecimiento muscular. Correr involucra a una variedad de grupos musculares, desde las piernas hasta los abdominales y los brazos. A medida que corres, tus músculos se adaptan al esfuerzo continuo, fortaleciéndose y tonificándose. Es común sentir agujetas al principio, pero con el tiempo, notarás que tus músculos se vuelven más fuertes y resistentes.

Pérdida de peso

Muchas personas comienzan a correr con el objetivo de perder peso, y es uno de los efectos más notorios a corto y largo plazo. Correr es un ejercicio intenso que quema una gran cantidad de calorías, lo que puede ayudarte a alcanzar y mantener un peso saludable. Al principio, es posible que notes cambios en tu cuerpo, como la pérdida de grasa y un aumento en la masa muscular magra. A medida que aumentas la distancia y la intensidad de tus carreras, es probable que sigas viendo resultados en términos de pérdida de peso.

Mejora el estado de ánimo

El ejercicio, incluido correr, es conocido por tener efectos positivos en el estado de ánimo. Al correr, tu cuerpo libera endorfinas, que son conocidas como las hormonas de la felicidad. Estas endorfinas actúan como analgésicos naturales, reduciendo el estrés y la ansiedad. Además, correr puede ayudarte a desconectar de las preocupaciones diarias y te permite concentrarte en el momento presente. A medida que sigues corriendo regularmente, es probable que notes una mejora significativa en tu estado de ánimo y bienestar general.

Mejora la calidad del sueño

Otro efecto notable al empezar a correr es la mejora en la calidad del sueño. El ejercicio regular, como correr, puede ayudarte a conciliar el sueño más fácilmente y a mantener un sueño más profundo y reparador. Esto se debe a que el ejercicio regular regula los ritmos circadianos del cuerpo y reduce el estrés, lo que puede ser beneficioso para mejorar la calidad del sueño.

Fortalece el sistema inmunológico

El ejercicio aeróbico, como correr, es conocido por fortalecer el sistema inmunológico. A medida que corres regularmente, tu cuerpo se vuelve más eficiente en la lucha contra enfermedades. Esto se debe a que el ejercicio aumenta la circulación sanguínea, lo que significa que las células del sistema inmunológico pueden moverse más fácilmente por el cuerpo. Además, el ejercicio regular reduce la inflamación, lo que también puede tener un impacto positivo en tu sistema inmunológico.

Mejora la resistencia

Al correr regularmente, notarás que tu resistencia mejora significativamente. Al principio, es posible que te sientas sin aliento y cansado después de solo unos minutos de correr. Sin embargo, a medida que continúas corriendo, notarás que puedes correr más lejos y por más tiempo sin fatigarte. Esto se debe a que tu cuerpo se adapta al esfuerzo aeróbico, lo que te permite aumentar gradualmente tu resistencia y resistencia cardiovascular.

Mejora la autoestima y confianza

El correr puede tener un impacto positivo en tu autoestima y confianza. A medida que estableces y alcanzas metas de running, es probable que te sientas más seguro en ti mismo y en tus habilidades. Además, el correr regularmente puede ayudarte a desafiar los límites personales, lo que puede tener un impacto positivo en tu autoestima y confianza en otras áreas de tu vida.

Conclusiones

Empezar a correr puede tener una serie de efectos notables en tu cuerpo, tanto a corto como a largo plazo. Desde la mejora en la salud cardiovascular, el fortalecimiento muscular, la pérdida de peso, hasta la mejora en el estado de ánimo y la confianza. Correr regularmente puede tener numerosos beneficios para tu salud física y mental. Sin embargo, es importante recordar que cada persona es única y que los efectos de correr pueden variar de una persona a otra. Lo más importante es escuchar a tu cuerpo, establecer metas realistas y disfrutar del viaje de convertirte en un corredor.

Bibliografía

1. López-Chicharro J, Fernández-García B, Márquez S. Fisiología del ejercicio. Madrid: Médica Panamericana; 2017.
2. Báez VO, Prieto JA, Sardá KJ. Actividad física y salud: guía para todos. Buenos Aires: Ateneo; 2015.
3. Nieto N. Correr: guía completa para su preparación. Barcelona: Paidotribo; 2018.
4. Gómez F, Martínez N. Impacto de la actividad física en la salud. Madrid: Ediciones Díaz de Santos; 2019.
5. Sanz L. Correr es vida: guía completa para mejorar tu salud. Barcelona: Ediciones B; 2016.
6. Pino C, Díaz-Coutiño P. El ejercicio físico como herramienta terapéutica. Madrid: Elsevier; 2017.
7. García MA, Torres C. Correr para estar en forma: guía práctica. Barcelona: Planeta; 2018.
8. Martínez F. Beneficios de correr para la salud. Buenos Aires: Ediciones Akadia; 2015.
9. Serrano JL, Ortega E, Pardo MJ. Manual de actividad física y salud. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2017.
10. Márquez M, Rodríguez D. Correr con salud: guía para principiantes. Barcelona: Amat Editorial; 2019.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar