BlogEntrenamiento

«La mejor rutina de ejercicios para evitar que el peso muerto afecte tu entrenamiento de sentadillas y espalda»

Esta es la mejor división de entrenamiento para que el peso muerto no interfiera a la hora de hacer sentadillas y espalda

Introducción

El entrenamiento de fuerza es fundamental para desarrollar masa muscular, mejorar la resistencia y aumentar la fuerza. Sin embargo, a veces ciertos ejercicios pueden interferir con otros si no se planifican adecuadamente. En el caso de las sentadillas y el peso muerto, es importante encontrar la mejor división de entrenamiento para evitar que uno interfiera con el otro. En este artículo, te mostraremos la mejor división de entrenamiento para que puedas realizar sentadillas, peso muerto y trabajar la espalda de forma eficiente.

Día 1: Peso muerto y espalda

El primer día de entrenamiento estará enfocado en el peso muerto y el trabajo de espalda. Comenzaremos con el peso muerto, un ejercicio fundamental para desarrollar la fuerza en la parte baja del cuerpo y la espalda. A continuación, continuaremos con ejercicios como remo con barra, dominadas, hiperextensiones y/o peso muerto rumano. Estos ejercicios complementarán de forma efectiva el trabajo realizado con el peso muerto, fortaleciendo los músculos de la espalda y mejorando la postura.

Día 2: Descanso o cardio ligero

El segundo día de la semana será de descanso, o en su defecto puedes realizar una sesión de cardio ligero para favorecer la recuperación muscular y cardiovascular. El descanso es fundamental para permitir que los músculos se reparen y crezcan, así que no subestimes su importancia en tu rutina de entrenamiento.

Día 3: Sentadillas pesadas

El tercer día estará dedicado a las sentadillas pesadas. Este ejercicio es fundamental para desarrollar fuerza en las piernas y glúteos, por lo que es importante darle la relevancia que se merece. Comenzaremos con un calentamiento adecuado, seguido por series de sentadillas pesadas que nos permitan trabajar con cargas significativas. A continuación, realizaremos ejercicios complementarios como extensiones de cuádriceps, prensa de piernas y/o zancadas para completar el trabajo de piernas de forma efectiva.

Día 4: Descanso o cardio ligero

El cuarto día estará nuevamente destinado al descanso o a una sesión de cardio ligero. Es importante permitir que los músculos se recuperen adecuadamente para evitar lesiones y mejorar el rendimiento en los días de entrenamiento.

Día 5: Espalda y accesorios

El quinto día estará enfocado en el trabajo de espalda y accesorios. Comenzaremos con ejercicios como dominadas, remo con barra, remo con mancuernas, jalones en polea y/o peso muerto rumano para seguir fortaleciendo la musculatura de la espalda. A continuación, nos centraremos en ejercicios de accesorios para trabajar los músculos estabilizadores y complementar el trabajo realizado anteriormente, como elevaciones laterales, facepulls, o encogimientos de hombros.

Día 6 y 7: Descanso activo o cardio ligero

El último día de la semana estará destinado nuevamente al descanso activo o a una sesión de cardio ligero. Esta pequeña actividad física ayudará a favorecer la recuperación muscular y cardiovascular, preparando el cuerpo para la siguiente semana de entrenamiento.

Conclusión

La combinación de sentadillas, peso muerto y trabajo de espalda es fundamental para desarrollar fuerza y masa muscular en la parte baja del cuerpo. La mejor división de entrenamiento para que el peso muerto no interfiera a la hora de hacer sentadillas y espalda es alternar los días de trabajo, permitiendo así que cada grupo muscular descanse adecuadamente. Recuerda la importancia de la progresión gradual, un buen calentamiento y la técnica adecuada al realizar estos ejercicios para optimizar los resultados y prevenir lesiones. ¡Pon en práctica esta división de entrenamiento y maximiza tus resultados en el gym!

Bibliografía

1. Schoenfeld, B. J., Grgic, J., Ogborn, D., & Krieger, J. (2017). Strength and hypertrophy adaptations between low- vs. high-load resistance training: A systematic review and meta-analysis. The Journal of Strength & Conditioning Research, 31(12), 3508-3523.

2. Contreras, B., Vigotsky, A. D., Schoenfeld, B. J., Beardsley, C., & Cronin, J. (2016). A comparison of gluteus maximus, biceps femoris, and vastus lateralis electromyographic activity in the back squat and barbell hip thrust exercises. Journal of Applied Biomechanics, 32(3), 254-260.

3. Zourdos, M. C., Klemp, A., Dolan, C., Quiles, J. M. N., Schau, K. A., Jo, E., … & Blanco, R. (2016). Novel resistance training-specific rating of perceived exertion scale measuring repetitions in reserve. The Journal of Strength & Conditioning Research, 30(1), 267-275.

4. McCall, G. E., Byrnes, W. C., Dickinson, A., & Pattany, P. M. (1996). Muscle fiber hypertrophy, hyperplasia, and capillary density in college men after resistance training. Journal of Applied Physiology, 81(5), 2004-2012.

5. Serra, M., Marini, J. C., Souza, E. O., & Espindola, F. S. (2019). Effects of rest interval length in resistance training on the number of repetitions performed in a session and perceived exertion. Journal of Exercise Physiology Online, 22(5), 66-72.

6. Gentil, P., Steele, J., Pereira, M. C., Castanheira, R. P., & Paoli, A. (2017). Isokinetic dynamometry and 1RM tests produce conflicting results for assessing alterations in muscle strength. The Journal of Strength & Conditioning Research, 31(1), 143-147.

7. Schoenfeld, B. J., Ratamess, N. A., Peterson, M. D., Contreras, B., & Tiryaki-Sonmez, G. (2015). Influence of resistance training frequency on muscular adaptations in well-trained men. The Journal of Strength & Conditioning Research, 29(7), 1821-1829.

8. Bazyler, C. D., Sato, K., Wassinger, C. A., Lamont, H. S., & Stone, M. H. (2015). The efficacy of incorporating partial squats in maximal strength training. The Journal of Strength & Conditioning Research, 29(11), 3025-3032.

9. Cohen, J., & Crewther, B. (2018). Relationships between sprinting, agility, one-and two-leg jump performance in collegiate female soccer players. Kinesiology: International Journal of Fundamental and Applied Kinesiology, 50(1), 60-64.

10. Nóbrega, S. R., Libardi, C. A., Pérez, M. M., & Cavaglieri, C. R. (2016). How resistance training promotes healthy aging. International Journal of Cardiovascular Sciences, 29(3), 167-177.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar