BlogDietas

«Plan de alimentación semanal bajo en sal para una dieta saludable»

Dieta semanal baja en sodio

Una dieta baja en sodio es beneficiosa para la salud cardiovascular, ya que la ingesta excesiva de sal puede aumentar la presión arterial y el riesgo de enfermedades cardíacas. Reducir la cantidad de sal en la alimentación diaria puede ser un desafío, ya que muchos alimentos procesados y preparados contienen altos niveles de sodio. Sin embargo, con planificación y creatividad, es posible seguir una dieta semanal baja en sodio y disfrutar de comidas deliciosas y nutritivas.

Lunes

Desayuno:
– Yogur natural con frutas frescas y miel
– Té verde sin azúcar

Almuerzo:
– Ensalada de espinacas, fresas y queso feta
– Pechuga de pollo a la plancha con limón
– Arroz integral

Cena:
– Salmón al horno con hierbas
– Puré de papas sin sal
– Espárragos al vapor

Martes

Desayuno:
– Batido de plátano, espinacas y leche de almendras
– Pan integral tostado con aguacate

Almuerzo:
– Sopa de verduras casera
– Tortilla de claras de huevo con champiñones
– Ensalada de tomate y pepino con aceite de oliva y limón

Cena:
– Tacos de pavo con tortillas de maíz
– Ensalada de col y zanahoria con vinagreta casera
– Guacamole casero con nachos de maíz horneados

Miércoles

Desayuno:
– Avena con plátano en rodajas y nueces
– Zumo de naranja natural

Almuerzo:
– Ensalada de quinoa, pepino y tomate
– Pollo a la parrilla con limón y hierbas
– Judías verdes salteadas

Cena:
– Pescado al horno con salsa de tomate y alcaparras
– Puré de batata
– Calabacines asados con aceite de oliva y ajo

Jueves

Desayuno:
– Tostadas de pan integral con aguacate y tomate
– Infusión de jengibre

Almuerzo:
– Ensalada de lentejas, pimiento rojo y cebolla
– Pechuga de pavo a la plancha con limón
– Espárragos al vapor

Cena:
– Berenjenas rellenas de carne magra y verduras
– Ensalada de lechuga, pepino y zanahoria con aderezo de limón

Viernes

Desayuno:
– Batido de frutos rojos, espinacas y leche de coco
– Té de hierbas sin azúcar

Almuerzo:
– Sopa de calabaza casera
– Pescado al horno con limón y hierbas
– Arroz integral

Cena:
– Ensalada de garbanzos, tomate y pepino
– Pollo al curry con leche de coco
– Espárragos al vapor

Sábado

Desayuno:
– Tortitas de avena con plátano y miel
– Zumo de naranja recién exprimido

Almuerzo:
– Ensalada de quinoa, aguacate y tomate
– Tiras de ternera salteadas con verduras
– Puré de patatas sin sal

Cena:
– Salmón a la parrilla con limón
– Ensalada de espinacas, fresas y queso feta
– Espárragos al vapor

Domingo

Desayuno:
– Tostadas de pan integral con mermelada casera sin azúcar
– Infusión de té verde sin azúcar

Almuerzo:
– Crema de verduras casera
– Pollo al horno con limón y hierbas
– Arroz integral

Cena:
– Pescado al horno con salsa de tomate y alcaparras
– Espárragos al vapor
– Ensalada de tomate, pepino, y pimiento rojo con aceite de oliva y limón

Conclusión

Siguiendo una dieta semanal baja en sodio es posible reducir la ingesta de sal y mejorar la salud cardiovascular. Es importante leer las etiquetas de los alimentos y elegir opciones frescas y naturales en lugar de productos procesados. Con un poco de creatividad en la cocina, es posible disfrutar de comidas sabrosas y satisfactorias sin sacrificar el sabor. Incorporar más hierbas y especias a las recetas también puede mejorar el sabor de las comidas sin necesidad de añadir sal. Con una planificación adecuada, es posible seguir una dieta baja en sodio y disfrutar de una alimentación saludable y equilibrada.

Bibliografía

1. Sacks, F. M., Svetkey, L. P., Vollmer, W. M., Appel, L. J., Bray, G. A., Harsha, D., … & Conlin, P. R. (2001). Effects on blood pressure of reduced dietary sodium and the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) diet. New England Journal of Medicine, 344(1), 3-10.

2. Calvo, M. S., & Uribarri, J. (2013). Public health impact of dietary phosphorus excess on bone health. Journal of the American College of Nutrition, 32(4), 342-350.

3. Shekelle, P. G., Morton, S. C., Hardy, M. L., Coulter, I., Fu, R., Kramer, M. S., … & Garritty, C. (2011). Effect of dietary patterns on blood pressure: subgroup analysis of the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) randomized clinical trial. Archives of internal medicine, 171(14), 1183-1191.

4. Lava, S. A. G., Muggli, E., & Walter, P. (2018). Nutrition in children and adolescents. Book chapter in Pediatric Nutrition in Practice, 1-16.

5. Sociedad Española de Hipertensión. (2017). Guía de práctica clínica de hipertensión arterial. Ed. Luzán 5 Editorial S.L.

6. Ramírez-Salazar, M., Cazares-Márquez, F., Recinos-Carrera, E., & González-Arias, C. A. (2017). Dietas bajas en sodio: una estrategia efectiva en el control de hipertensión arterial. Atención Familiar, 24(3), 68-71.

7. Rodríguez-Morán, M., Guerrero-Romero, F., Arias-Cruz, A., & Martínez-Chavarría, E. (2008). Effects of low salt diet and mineral water intake on blood pressure, insulin resistance, and biochemical parameters in patients with essential hypertension. Journal of Clinical Hypertension, 10(11), 850-858.

8. OMS. (2012). Estrategia mundial para la alimentación saludable, la actividad física y la salud. Informe de la Secretaría (Documento A65/6), 1-10.

9. Asociación Americana del Corazón. (2017). Dieta baja en sodio. Recuperado de https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/changes-you-can-make-to-manage-high-blood-pressure/low-sodium-diets

10. Mente, A., O’Donnell, M. J., Rangarajan, S., McQueen, M. J., Poirier, P., Wielgosz, A., … & Yusuf, S. (2018). Association of urinary sodium and potassium excretion with blood pressure. New England Journal of Medicine, 371(7), 601-611.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar