BlogMusculación

«Rutinas efectivas de cruces de poleas para el pectoral desde polea alta y baja»

Cruces de poleas para el pectoral desde polea alta y desde polea baja

Uno de los ejercicios más efectivos para trabajar el desarrollo del pectoral son los cruces de poleas. Este ejercicio se puede realizar desde una polea alta o desde una polea baja, y ambos ofrecen beneficios para el desarrollo de la musculatura pectoral.

Cruces de poleas desde polea alta

Este ejercicio se realiza con una polea alta, la cual permitirá un rango completo de movimiento y una mayor activación de las fibras musculares del pectoral. Para realizar este ejercicio, sigue los siguientes pasos:

1. Ajusta el peso deseado en la máquina de polea alta y selecciona el agarre en forma de asas o de cuerda, según tu preferencia.

2. Parado frente a la polea, agarra las asas o la cuerda y da un paso adelante con un pie para mantener el equilibrio.

3. Con los brazos ligeramente flexionados, cruza las manos al frente del cuerpo manteniendo los codos ligeramente doblados.

4. Lleva las manos hasta la línea media del cuerpo, contrayendo el pectoral al máximo en la parte final del movimiento.

5. Lentamente vuelve a la posición inicial, manteniendo la tensión en el pectoral en todo momento.

Realiza de 3 a 4 series de 10 a 12 repeticiones, descansando de 60 a 90 segundos entre series para lograr el máximo desarrollo muscular.

Los cruces de poleas desde polea alta permiten un mayor rango de movimiento y una mayor activación de las fibras musculares del pectoral, lo que los convierte en un ejercicio efectivo para el desarrollo de esta área.

Cruces de poleas desde polea baja

A diferencia de los cruces de poleas desde polea alta, este ejercicio se realiza con una polea baja, lo que permite trabajar la musculatura pectoral desde un ángulo diferente. Para realizar este ejercicio, sigue los siguientes pasos:

1. Ajusta el peso deseado en la máquina de polea baja y selecciona el agarre en forma de asas o de cuerda, según tu preferencia.

2. Parado frente a la polea, agarra las asas o la cuerda y da un paso hacia atrás para mantener el equilibrio.

3. Con los brazos ligeramente flexionados, cruza las manos al frente del cuerpo manteniendo los codos ligeramente doblados.

4. Lleva las manos hasta la línea media del cuerpo, contrayendo el pectoral al máximo en la parte final del movimiento.

5. Lentamente vuelve a la posición inicial, manteniendo la tensión en el pectoral en todo momento.

Al igual que en el ejercicio desde polea alta, se recomienda realizar de 3 a 4 series de 10 a 12 repeticiones, descansando de 60 a 90 segundos entre series para lograr el máximo desarrollo muscular.

Los cruces de poleas desde polea baja ofrecen un ángulo diferente de trabajo para el pectoral, lo que puede ayudar a desarrollar de manera equilibrada la musculatura de esta área.

Beneficios de los cruces de poleas para el pectoral

Independientemente de si se realizan desde polea alta o desde polea baja, los cruces de poleas ofrecen numerosos beneficios para el desarrollo del pectoral. Algunos de estos beneficios son:

1. Activación máxima: Al realizar el movimiento de cruces de poleas, se logra una máxima activación de las fibras musculares del pectoral, lo que favorece su desarrollo.

2. Rango de movimiento completo: Tanto desde polea alta como desde polea baja, se logra un rango de movimiento completo que permite una mayor activación de las fibras musculares.

3. Variación de ángulos: Al realizar los cruces de poleas desde polea alta y desde polea baja, se trabaja el pectoral desde ángulos diferentes, lo que favorece un desarrollo equilibrado de la musculatura pectoral.

4. Menor riesgo de lesiones: Al utilizar poleas en lugar de pesos libres, se reduce el riesgo de lesiones articulares y musculares, ya que se mantiene una tensión constante en el músculo.

Conclusión

Los cruces de poleas son un ejercicio altamente efectivo para el desarrollo del pectoral, ya que permiten una máxima activación de las fibras musculares, un rango de movimiento completo y una variación de ángulos de trabajo. Tanto desde polea alta como desde polea baja, este ejercicio ofrece beneficios significativos para el desarrollo de la musculatura pectoral. Se recomienda incluir los cruces de poleas en tu rutina de entrenamiento para lograr un desarrollo equilibrado y completo del pectoral.

Bibliografía

1. Delavier, F. (2010). Guía de ejercicios de musculación. Descripción anatómica. Barcelona: Paidotribo.
2. González, J. (2015). Fuerza y musculación: Ejercicios básicos. Madrid: Editorial Paidotribo.
3. Navarro, F. (2006). Musculación sin aparatos. Barcelona: Editorial Paidotribo.
4. Thomas, I. (2013). Entrenamiento funcional: Ejercicios de musculación y preparación física. Barcelona: Editorial Paidotribo.
5. Van Heijenoort, D. (2017). Musculación sin pesas: Ejercicios y métodos. Barcelona: Editorial Paidotribo.
6. Delardy, C. (2011). Entrenamiento con pesas para principiantes: Guia practica. Barcelona: Editorial Paidotribo.
7. Serrano, M. J. (2016). Guía de ejercicios de entrenamiento con pesas. Madrid: Editorial Paidotribo.
8. Arnold, A. (2014). Enciclopedia de la musculación: EnCuento y descripción de todos los ejercicios que existen para musculación. Barcelona: Editorial Paidotribo.
9. González, J. (2008). Entrenamiento comunal de musculación: Principios y procedimientos de aplicación. Madrid: Editorial Paidotribo.
10. Navarro, F. (2012). Guia de ejercicios de musculación en casa. Barcelona: Editorial Paidotribo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar